Una breve mirada al movimiento estudiantil húngaro

  • Entrevista a Csaba Jelinek, activista y participante del movimiento estudiantil en Budapest, acerca de las movilizaciones sociales que han acontecido en Hungría en el último tiempo, y particularmente lo referente a la participación y organización de las estudiantes.
Gladys B. (GLAD) Budapest, Hungary.
Traducción: E. Pérez

 Puedes descargar la entrevista aquí…+ // La versión original (en inglés) la puedes descargar aquí…+  o leer on line aquí…+


El final del año pasado y el comienzo de éste estuvieron marcados por una ola de protestas estudiantiles que muchos participantes y observadores caracterizaron como algo sin precedentes en la historia reciente de Hungría. Miles de estudiantes participaron en asambleas estudiantiles, tomaron las calles espontáneamente (1), e intentaron acciones directas como leer sus reivindicaciones en la radio nacional. Todo esto tuvo lugar tras tres años de gobierno de Fidesz, el partido que tiene una “super mayoría” parlamentaria, bajo la guía autoritaria del primer ministro Viktor Orbán. Mientras que la alarmista cobertura internacional acerca de la erosión del imperio de la ley que estaba produciendo sus propias distorsiones (lo que no significa que la mayor parte no fuera correcta al identificar el significativo asalto del régimen de Fidesz sobre los acuerdos políticos liberales), los estudiantes se empezaron a organizar. Lo que sigue son fragmentos de una conversación con Csaba Jelinek, un militante y organizador de Budapest, quien nos lleva a través de la historia del movimiento estudiantil, como participante pero también como alguien que tuvo la oportunidad de observar el desarrollo del movimiento en las redes activistas de Budapest.

¿Por qué podría importar mirar desde Madrid los detalles de un movimiento que parece tan distante (no sólo en términos geográficos)? La historia y las inherentes contradicciones del movimiento estudiantil húngaro pueden ser tomadas como una oportunidad para reflexionar sobre el significado del internacionalismo, sobre cómo nuestra solidaridad internacional puede ser fortalecida por una mirada local y cómo las diferencias locales pueden negociarse dentro de ella.

Reflexionar sobre ello viene de un compromiso con el hecho de que el internacionalismo, como dimensión indispensable de nuestra militancia, debe integrar constantemente en la práctica la comprensión de la manera en la que la estrategia puede articularse localmente. La creencia en la necesidad de construir un movimiento revolucionario, contra la violencia de la expropiación vanguardista de los instrumentos de la lucha colectiva, debe acompañarse con una práctica organizativa que se refleje sobre la desigualdad en todas sus manifestaciones. Las manifestaciones de la desigualdad incluyen las diferencias geográficas y aparecen junto a las diferencias culturales. Entonces, al mirar hacia el movimiento estudiantil húngaro, podemos hacer importantes preguntas: ¿Cómo puede articularse la práctica anarquista en contextos donde el anarquismo está casi totalmente ausente como referente contemporáneo o histórico? ¿Cómo puede la práctica política anarquista conectar con movimientos aparentemente espontáneos? ¿Cómo viajan los modelos organizativos y cómo vamos a juzgar las contradicciones que ciertas formas de horizontalidad producen dentro de los movimientos populares?

Observar el movimiento estudiantil húngaro e intentar posicionarnos respecto a él puede verse como una forma de seguir el compromiso enfatizado por Eduardo Colombo en un diálogo recientemente abierto (2): tratar de insertarnos en el cruce de la elaboración crítica de ideas y los movimientos de protesta contemporáneos. Esto significa subvertir la violencia de la representación también mediante la comprensión de cómo nuestros proyectos emancipatorios pueden traducirse en una estrategia local.

La acción sola no es sinónimo de cambio, y a menudo acontecimientos que parecen espontáneos son en realidad el resultado de los esfuerzos invisibles de una militancia sostenida en el tiempo. Estos esfuerzos se hacen visibles también en el movimiento estudiantil húngaro, una vez que miramos detrás de la euforia que rodea a los eventos. Lo que también se hace visible es lo grande que es el desafío de impedir la incorporación de un movimiento al funcionamiento político habitual. Aunque no es un proyecto que luche explícitamente bajo el nombre del anarquismo, esperamos que se pueda reflexionar sobre el movimiento estudiantil de Hungría con respecto hacia la búsqueda de vías que lleven la práctica política diaria junto a líneas de democracia radical. Ésta es la lucha de muchos de los militantes estudiantes; esperamos que sus esfuerzos para ampliar el horizonte de lo posible se volverán cada vez más conscientes respecto a las metas de autonomía, solidaridad y acción directa. No olvidemos que algunos de los estudiantes en la calle no tenían más de 15 años. El proyecto de generalizar un imaginario revolucionario es mejor servido, creemos, por un compromiso con la comprensión paciente, el análisis de los desafíos locales y la solidaridad potencial que con la experimentación aislada en el “laboratorio de la teoría de la práctica”. De la misma manera, esperamos que las contradicciones y la historia todavía en desarrollo del movimiento de estudiantes húngaros puedan contribuir a ampliar la imaginación revolucionaria local.

Me gustaría empezar pidiéndote que describieras los orígenes y la situación actual del movimiento estudiantil.

Empezando con la historia… Formalmente, la red de estudiantes (Hallgatói Hálózat – Haha) se formó en 2011, en mayo. Fue un año después de la elección del Gobierno de Orbán. Fue el tiempo en el que filtraron algo de información sobre cómo sería la educación superior. Era el momento en el que empezaron a formular algunas políticas respecto a la educación superior, y la primera información filtrada fue a través de un artículo que revelaba que querían partir la Universidad Corvinus en trozos y abolir la forma en que funcionaba. Esto fue lo que disparó las primeras reacciones.

Un punto muy importante en esta historia es que está el TEK (3)-Társadalomelméleti Kollégium, la Facultad para Estudios Avanzados en Teoría Social, que es, digamos, la facultad más a la izquierda en Budapest y está formalmente vinculado a la Universidad Corvinus. Otro aspecto importante es que la Universidad Corvinus es la que más organizaciones de estudiantes tiene en Budapest. Así que por supuesto hubo mucho debate sobre este artículo y sobre cómo salvar la universidad… Hasta este punto era bastante local. Hubo debates en los que algunos miembros de TEK participaron. Parecía que todas las demás organizaciones querían dar un paso moderado, empezar el debate con gente del Ministerio. La gente de la Facultad se opuso. Por una parte esta gente quería ver los cambios propuestos como una parte de un contexto más amplio, como una parte de la forma en que el Gobierno o régimen de Orbán funciona. En segundo lugar, querían llevar a cabo pasos más radicales, como la ocupación de la universidad. El resultado fue que la gente de la Facultad se retiró del debate general entre organizaciones estudiantiles y empezó a movilizar a sus redes personales o amigos activistas.

¿Cuáles eran las otras organizaciones de estudiantes?

La más importante era la Facultad Rajk, la facultad liberal, que es la primera facultad que se formó y la más importante, una de las más grandes. Bueno… Ellos tenían una postura liberal, viendo esto sólo como una disfunción del sistema político, por lo tanto pensando que simplemente deberíamos hablar con el ministro… no sé… organizar una conferencia en la que educáramos a las masas. La gente de TEK dijo: “Mirad, esto está conectado con las medidas de austeridad, con la crisis, el sistema político que intentaron construir después del primer intento de reducir las funciones de la corte constitucional, esto es sobre la forma en la que intentan imponer políticas económicas neoliberales”. Así que hubo una ruptura entre facultades y se formó HaHa.

La primera acción que planearon fue permanecer una noche en la universidad. Se pretendía que fuera formal, no una ocupación. Tener una noche llena de eventos, debates con la asamblea general. Se pensaba que fuera una protesta, no realmente una ocupación, pero sí algo para movilizar a la gente. Al día siguiente, el rector dijo que no permitiría que se hiciera y entonces HaHa hizo una manifestación, y después hicimos una asamblea general en otro sitio. Ésa fue la primera vez que aparecimos en los medios y vinieron 200 o 300 personas. Fue la primera asamblea de estudiantes en muchos años. Debido a otras manifestaciones sindicales al mismo tiempo esto llegó muy alto. Fue bastante espectacular que los estudiantes se empezaran a movilizar al mismo tiempo que estos movimientos de oposición empezaran en la izquierda, digamos la izquierda liberal.

Ése fue el primer evento importante. Después vino el verano, durante el que no ocurrió nada. Y entonces durante el otoño las reuniones y debates empezaron de nuevo, debates sobre cómo hacer un sistema democrático participativo. Estaba claro desde el primer segundo que HaHa sería algo basado en el principio democrático participativo. Las reuniones siguieron durante el otoño, en un momento en el que también tenían lugar manifestaciones de los sindicatos. Ése fue el punto en el que se formó Milla (Un Millón por la Libertad de Prensa), y nosotros, como Red de Estudiantes, participamos en estas manifestaciones como voz de los estudiantes. Pero en ese momento sólo había 20 o 30 personas realmente activas en HaHa.

El siguiente punto importante es enero de 2012, cuando hicimos la primera… digamos casi acción directa… usando esta técnica de micrófono humano de Occupy. Durante el otoño y el invierno el primer borrador completo de la reforma de la educación superior se presentó. Así que por supuesto, como se esperaba, se anunciaron enormes recortes, la redistribución y la reducción de los centros financiados por el Estado, la reducción de la autonomía de las universidades, muchas tendencias preocupantes. Es en este contexto que fuimos a esta feria educativa… Queríamos reflexionar sobre esto con un ‘happening’ que se realizó en la ceremonia de apertura de la feria educativa más grande de Budapest. Éste es un evento que normalmente atrae a decenas de miles de estudiantes. Así que fuimos a la ceremonia de apertura del evento, aproximadamente 30 activistas, y realizamos esta acción, básicamente cantando un texto o algo realmente corto, que resumía cuáles son los problemas con la nueva reforma de la educación superior. Hicimos eso y se hizo viral en internet. Tuvimos 100.000 visitas en un par de días. Después de eso organizamos la primera ocupación universitaria. Ésa fue la primera gran manifestación de HaHa, en febrero. Tuvimos 2.000 o 3.000 manifestantes en la manifestación y después, cuando ésta terminó oficialmente, intentamos canalizar a la gente hacia una de las universidades, la Facultad de Derecho en ELTE. Ocupamos un auditorio. Tuvimos la primera asamblea de estudiantes, con 400 o 500 participantes. Fue realmente popular, una gran experiencia para todos aquellos que tomamos parte. Tuvo mucha cobertura mediática. De alguna forma fue una acción simbólica importante.

En ese momento un gran problema era que esto estaba ocurriendo durante el último día para solicitar la admisión para el siguiente año académico, realmente en el último minuto. Y por supuesto nuestras demandas eran ambiciosas… parar inmediatamente la reforma de la educación superior. Desde luego no hubo respuesta del lado del Ministerio. Así que tratamos de organizar otras asambleas, ocupar otro auditorio unas semanas después. Pero se atrajo a mucha menos gente.
Al mismo tiempo ocurrió algo importante, un escándalo relacionado con el presidente, Pál Schmitt, quien fue acusado de plagio. Era bastante obvio que había plagiado su tesis doctoral unas décadas antes.

A lo largo del invierno mucha gente vino a HaHa, gente no universitaria. En este momento otros jóvenes se unieron al grupo. Eran… ya sabes, estos pequeños radicales, casi punks… Estos chicos no eran universitarios mayores guiados por la ideología, sino energía nueva… Basada en esta red nueva, HaHa hizo una sentada en el despacho del rector. Fue en la universidad donde se dio el plagio, 20 años antes, y pedimos la retirada del diploma doctoral de Pál Schmitt y su dimisión. La universidad hizo una investigación y anunciaron que había problemas con la tesis doctoral pero que es la responsabilidad del Ministerio retirar el diploma. De todas formas, siguió durante unos días y entonces Schmitt dimitió. Pareció una historia bastante exitosa para HaHa… en los medios parecía que éramos nosotros quienes le hicimos dimitir… lo que por supuesto no es verdad, pero era importante para hacer nuestra ‘marca’. Y entonces vino el verano y fue un período cuando empezó a emerger un poco de tensión entre los viejos y los nuevos. Los más antiguos querían estos pasos más lentos…

Los antiguos y los nuevos según…

Según edad y afiliación institucional. Los antiguos, los miembros de la universidad… Los nuevos venían principalmente del departamento de ciencia social de ELTE, eran más jóvenes, no tenían realmente experiencia activista, no eran chicos con la ideología clara… pero eran mucho más entusiastas que los antiguos… Así que surgió un poco de tensión sobre qué hacer y cómo hacerlo. Cómo, ya sabes, crear una estrategia clara. La idea entonces, creo que hace un año, durante los primeros días de HaHa, era que debíamos centrarnos en fortalecer nuestra organización, que debíamos ir a otras ciudades y construir una estructura real con la cual podríamos llevar a cabo acciones más grandes y coordinadas. Pero el verano de nuevo mató lo que se estaba dando… la gente se fue de vacaciones, nada político estaba ocurriendo. Entonces llegó el otoño de 2012 y casi todos los chicos antiguos, antiguos miembros, incluido yo, dijimos que estamos en una etapa en la que no podemos hacer este activismo diario, y que estamos un poco cansados, y que nos gustaría dar un paso atrás y dejar a los nuevos hacer lo que quieran…

Y realmente empezaron lo que querían. Vieron esta película llamada Blockade (4), hecho por el movimiento universitario de Zagreb. Y se entusiasmaron muchísimo con lo que vieron. Querían hacer lo mismo… empezaron a movilizarse y crear sus propias estructuras, no empezaron como HaHa, sino como un grupo de trabajo llamado “¡Huelga!” (Sztrájk), querían hacer una huelga de la educación superior en todo el país, contra la reforma de la educación superior. En este contexto, el Gobierno anunció la siguiente ola de reformas… todavía más recortes, menos centros con financiación estatal, una reducción más directa de la autonomía de las universidades.

Así que en este contexto hicieron un borrador bastante radical que realmente tocó las narices a muchos estudiantes, más allá de sus posturas políticas. Éste fue el punto en el que el grupo a medio formar Huelga tuvo su momento. Fue bastante interesante. Organizaron una reunión interna, el 5 de diciembre, y exactamente ese día se anunció la nueva ola de reformas. Todo el evento dio un giro y empezaron a hablar sobre acción inmediata, reacción inmediata, fueron muy rápidos. Anunciaron que harían una asamblea general en ELTE, crearon un evento en facebook y resultó algo muy popular. Cientos de personas se unieron, pudieron hacer una asamblea general. Bosquejaron cinco demandas concretas. Éstas incluían: parar la reforma de la educación superior, restablecer la autonomía de las universidades, parar los recortes en el apoyo financiero y hacer una reforma real. La base para estas demandas era que sí que hay un problema con el sistema de educación superior, pero se quiere que sea solucionado de forma diferente, incluyendo a todos los estudiantes y profesores. Hicieron sus reivindicaciones y en la asamblea general el plan inicial del núcleo del grupo era hacer una ocupación, no salir y empezar el movimiento de huelga. Pero lo que sucedió en la asamblea general fue que todos los recién llegados querían algo más radical, una ocupación de la universidad no era suficientemente radical para ellos. Querían ir a las calles. Hubo una votación, votaron ocupar un puente cercano y parar el tráfico. Y lo hicieron. Mucha gente se unió, después de lo cual hubo una marcha espontánea. Una cosa importante fue que la policía reaccionó de forma no violenta, dejaron que fluyera. Se dieron cuenta de que no tenía sentido para ellos empezar a pegar a los estudiantes, así que les dejaron manifestarse por las calles. Así ocurrió, recibió mucha atención mediática e hizo a HaHa parecer incluso más seria a nivel político.

Esto fue a principios de diciembre, y abrió una serie de manifestaciones. Hubo algunos acontecimientos bastante interesantes, por ejemplo en el Parlamento (5) , cuando los estudiantes quisieron asaltarlo, entraron en un área cerrada. O en frente de la radio cuando casi entraron en las oficinas e intentaron que los trabajadores leyeran sus reivindicaciones. Esto atrajo a muchos manifestantes, miles de estudiantes se manifestaron en la calle, lo que la mayoría nunca había visto. Y después vino la temporada de vacaciones y después hicieron esta ocupación en febrero. La ocupación duró 45 días, así que fue bastante larga. Tenían muchas asambleas, se unieron nuevos estudiantes. Pero se cansaron a medida que pasó el tiempo, después de lo cual la Universidad dijo que les dejaría entrar siempre que quisieran, y que podrían usar este auditorio que ocuparon cuando quisiesen. Aceptaron la oferta y salieron de la Universidad y ahora hay negociaciones. Creo que una de las cosas más importantes fue la conexión con el sindicato oficial de estudiantes. Al principio trabajaron juntos, pero después parecía que el sindicato de estudiantes iba a negociar con el Gobierno y que éste no iba a negociar con la red de estudiantes. Poco a poco el sindicato abandonó las reivindicaciones iniciales. En este momento no hay debate entre el sindicato y HaHa. Un efecto clave para su relación vino del escándalo alrededor del sindicato local de estudiantes de ELTE, sobre una lista filtrada a los medios. Y ése es el sindicato local estudiantil donde nació Jobbik. Se filtró una lista en la que hacían comentarios realmente racistas y antisemitas sobre cada estudiante, con su nombre. Después de esto el sindicato local de estudiantes fue disuelto y se organizaron unas nuevas elecciones. La campaña se está dando justo ahora. Ésta es la historia, en pocas palabras.

La gran pregunta ahora es en qué dirección ir, después de tener este nombre conocido y algo de influencia política. Esta pregunta se hace en un contexto político que importa mucho. La idea principal es que tendremos elecciones dentro de un año. Después de los primeros tres años del Gobierno de Orbán, durante los cuales hubo un gran vacío político en el lado de la oposición, ahora el paisaje está empezando a polarizarse. Por un lado el Gobierno, por el otro la oposición. La estrategia del Gobierno es más o menos la misma que la de muchos miembros de la oposición: convertir en dicotómico el paisaje político, el paisaje ideológico. Por un lado Fidesz y por el otro lado este ‘algo’ de izquierda liberal. Así que en el lado de la oposición tienes al antiguo Partido Socialista, que está, yo diría, casi muerto políticamente, si bien tienen todavía un 10-15% pero nunca será mayor. Y tienes este nuevo partido, que formó el antiguo primer ministro, quien era primer ministro antes de Orbán, Gordon Bajnai. Es un tipo neoliberal tecnócrata, descrito como experto. Centra su política en temas de democracia, constitucionalismo… También hay partidos más pequeños como el Cuarta República o LMP, que básicamente se separaron debido a los intentos de polarizar el panorama político. Su programa es hacer una ruptura radical con la vieja élite política de la que forman parte Bajnai, el Partido Socialista y Fidesz, y crear este tercer polo. Pero eso es extremadamente difícil, debido a la nueva ley electoral y el nuevo sistema de votación que es de tipo anglosajón, en el que estás en el camino a un sistema bipartidista.

Ahora Haha está inmersa en estas importantes preguntas. Donde estar en relación con la oposición: hay consenso de que no entrarán en el Partido Socialista. Pero hay preguntas sobre la “gran política”. Este alineamiento suscitó muchas preguntas y luchas. Por ejemplo, cuando 80 personas ocuparon la sede de Fidesz, una docena de activistas de Haha tomaron parte. Pero también había miembros del partido de Bajnai y gente de LMP. Después de estos hechos los medios de derecha empezaron a describir a todo este grupo de activistas como gente de Bajnai y la guardia de Bajnai. Y por supuesto es realmente problemático para Haha, que desde su nacimiento enfatizó que no participarían en política de partidos porque quieren hacer un tipo de política de todos los días, política con una base participativa. Ahora la gran pregunta es qué hacer con este panorama ideológico polarizado. Si es esencial tener una ideología clara o simplemente centrarse en los métodos de democracia participativa y asambleas, y toda esta práctica democrática de base. Si centrarse en la educación y criticar todo el sistema a través desde este punto de entrada o tratar con el sistema o con el régimen de Orbán.

¿Cómo ves el proceso de aprendizaje del movimiento? Están todos estos debates sobre democracia participativa, acción directa, y me estaba preguntando hasta qué punto esto tenía un componente espontáneo o si hay un componente deliberadamente anarquista.

Es raro, porque en Hungría no tenemos una subcultura o referente anarquista. Así que básicamente éstos son métodos anarquistas pero nunca nos hemos referido a ellos como métodos anarquistas porque no hay referente para ello en el contexto húngaro. No sé, es un proceso con dos lados, porque por una parte hay un gran éxito en el hecho de que algunos de estos métodos (por ejemplo los métodos de democracia ‘de base’) se generalicen. Hay un viaje interesante de estos métodos hacia la esfera pública. Básicamente el lado positivo es que muchos estudiantes, especialmente los más jóvenes, empezaron a sentir lo bueno que podría ser que su voz fuera escuchada. Pero por otro lado claramente tiene sus límites. Quiero decir, es un punto realmente fuerte en el consenso de Haha, quizá sea el único punto consensuado que le queda a Haha, que necesitamos estos métodos. Pero cada vez más se plantea que Haha debería tener también una estrategia más clara, y es difícil crear una estrategia con estos métodos, para un movimiento que no sólo está en Budapest, que quizá incluye a los estudiantes más conservadores. Así que no sé, quizá un punto más interesante es lo que descubrimos hace un año. Los fundadores de Haha siempre queríamos dejar la ideología realmente clara y empezar con la teoría y luego aplicarla en la práctica.
Entonces, hace un año, nos dimos cuenta, después de la primera ocupación, esta ocupación simbólica que duró sólo una tarde, de que es mucho más importante convencer a la gente con acciones, propuestas y participación que con ideología pura. Es más importante hacer eventos en los que puedan participar que escribir artículos y crear una, no sé, carta ideológica de Haha realmente estricta. Esa fue una experiencia importante para muchos de nosotros, que llegó de forma natural a los más jóvenes. No sé cómo entrará en el cuadro la ideología, porque ahora en este espacio político polarizado estos chicos están obligados a entrar en el campo de Bajnai. Pero no está claro cómo, o si tiene algún sentido hacer esta separación ideológica, desde el punto de vista de Haha. Porque por supuesto, desde el punto de vista de la historia izquierdista tendría importancia, pero desde un punto de vista de Haha no está claro si esto debería darse o no, o cómo hacerlo.

Muchas gracias por el paciente repaso de Csaba. Solidaridad desde Madrid con aquellas que llevan a cabo localmente nuestras luchas internacionales. ¡La lucha sigue!

Notas:

    1. http://www.youtube.com/watch?v=mPlGJgN3s6c
    2. https://estudioslibertarios.wordpress.com/2013/04/11/entrevista-eduardo-colombo-2013/
    3. TEK es una Facultad independiente que se creó en los años ochenta, cuando se estableció como una Facultad autónoma, con el objetivo de reflexionar de manera crítica acerca de la educación recibida por los estudiantes de la Universidad de Corvinus. Aún dependiente de ésta universidad, hoy en día está abierta a estudiantes de otras universidades, y su actividad está centrada en el ambiente educacional así como en las prácticas educativas. Muchos de los hoy en día activistas de base en Budapest tienen vínculos con esta Facultad o pueden trazar parte de su socialización política hasta este centro de estudio.
    4. http://www.ouatmedia.com/content/blokada
    5. http://www.youtube.com/watch?v=qkPXovVI7Z0
Anuncios

Acerca de gladisanarquica

Grupo de afinidad anárquica y estudios sociales libertarios Ver todas las entradas de gladisanarquica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s